Autoridades policiales realizan patrullajes permanentemente

Oficiales de distintos cuerpos policiales del Ministerio de Seguridad Pública mantienen patrullajes en diversos puntos del cordón fronterizo de los cantones de Sarapiquí, Heredia y San Carlos de Alajuela.

Estas acciones se realizan de día y de noche para salvaguardar la soberanía y velar por el cumplimiento de medidas sanitarias que forman parte del trabajo interinstitucional en la lucha contra el Coronavirus en todo el país.

Con estos dispositivos de seguridad se controla el flujo migratorio ilegal, así como los contrabandos y el tráfico de drogas, entre otros delitos, en un amplia franja fronteriza norte donde las autoridades ejecutan diversos operativos para beneficio y tranquilidad de sus pobladores.

 En Sarapiquí, por ejemplo, la Dirección de la Fuerza Pública de la Región Caribe desarrolla diariamente “acciones tendientes al control de flujo migratorio con un efectivo posicionamiento policial las 24 horas del día en sectores fronterizos y algunos puntos vulnerables al ingreso de personas en condición migratoria irregular”, según confirmó el comisionado Raúl Rivera.

 “En ese sentido se tienen controles de carretera y recorridos en sectores como La Aldea, Fátima, Monumento a La Trinidad. Boca Sarapiquí, Caño Las Marías, Caño La Tigra, Fátima, Desembarcadero Rugama, Cruce de Cipriano, Tambor, Remolinito, Cureña, Palo Seco. En estos lugares se realizan acciones policiales tendientes a evitar el ingreso de personas de forma irregular de Nicaragua”, añadió el director regional de dicho cuerpo policial.

 Las autoridades también visitan a líderes y dirigentes locales, así como  a empresarios de la zona, para conocer sus preocupaciones y observaciones en materia de seguridad en el cordón fronterizo, manteniendo así contactos que alertarán acerca de anomalías, o el ingreso de foráneos en condición migratoria irregular.

 En estos patrullajes fronterizos también participan oficiales de la Policía de Fronteras, de la Policía Profesional de Migración, del Organismo de Investigación Judicial OIJ, incluso guardaparques del MINAE.

La Policía de Fronteras también realiza patrullajes, de día y de noche, en alejados puntos de la frontera norte, revisando tanto pasos habilitados como puntos escondidos entre la montaña, quebradas y ríos utilizados por coyotes para el tráfico de personas indocumentadas provenientes mayoritariamente de Nicaragua.

Oficiales de este cuerpo policial mantienen acciones en comunidades como Tambor, Fátima, Boca de Caño, Cureña, Cureñita, Palo Seco, La Tigra, Boca Las Marías y Boca de Sarapiquí, entre otras.

Cualquier informe acerca del ingreso ilegal de personas puede ser reportado a la Fuerza Pública de Sarapiquí o de San Carlos, también a la Policía de Fronteras.

Oficiales de Fronteras también han mantenido reuniones con líderes y empresarios turísticos de Ojoche de Pital de San Carlos, así como con finqueros quienes prestan una gran colaboración a nuestras autoridades.

Además, patrullan sectores del cordón fronterizo a donde solo es posible llegar en vehículos todo terreno o en botes. Se patrulla en sitios como Remolinito, El Recreo y Boca Tapada, donde incluso se mantiene comunicación permanente, vía Whatsapp, con líderes y vecinos para intervenir rápidamente en caso de cualquier incidente.

Gracias a los encuentros y coordinaciones con líderes y finqueros, se visitan ahora sitios apartados donde eventualmente ingresen foráneos en forma ilegal, tanto a pie, por cerradas montañas, o en botes.

 

 

 

Fuente:Ministerio de Seguridad Pública