Bonsucro destaca a Taboga como el primer ingenio en Costa Rica en obtener certificación de sostenibilidad

Bonsucro se complace en anunciar la certificación de Taboga contra los estándares de producción y cadena de custodia de Bonsucro. La compañía se
ha convertido en la primera fábrica azucarera en Costa Rica en lograr la certificación Bonsucro. Esto representa no solo su dedicación y trabajo duro, sino
también el creciente compromiso de la comunidad centroamericana de la caña de azúcar con la sostenibilidad y la producción responsable.


Taboga fue uno de los primeros miembros de Bonsucro en Costa Rica cuando se unió en 2018. El ingenio se encuentra en la provincia de Guanacaste y comenzó a
vender azúcar en 1958. Es uno de los principales productores de azúcar del país, incluidos los azúcares orgánicos y con sabor, etanol, alcohol y electricidad. Hoy, el
grupo produce aproximadamente 827,000 toneladas de caña de azúcar.


Implementando cambios


Andrés Araya, Gerente de Excelencia Operacional en Taboga, explicó que, para cumplir con el estándar, la fábrica instituyó algunos cambios críticos. Esto incluyó
mejorar la cantidad y calidad del agua que se proporciona a los trabajadores en los campos y cambiar las tasas de aplicación de químicos. Araya explicó: "tuvimos
que reducir nuestra carga química en el campo en más del 50%". Como parte de los dos años de preparación de Taboga para la certificación, la fábrica también
instituyó un Plan de Gestión de Impacto Ambiental, que forma parte de los requisitos para el cumplimiento de Bonsucro.


Taboga encontró que la Calculadora Bonsucro y el material de orientación son especialmente útiles para comprender e implementar los cambios necesarios
para lograr la certificación. Araya cree que participar en eventos de Bonsucro como la Semana Global de Bonsucro en Nicaragua y la Semana Técnica en
República Dominicana han sido fundamentales para el éxito de la empresa. "Estos eventos nos permitieron conocer y conocer a las organizaciones y personas que
se han vuelto importantes para ayudarnos a lograr nuestro objetivo", dice Araya.


Importancia de la certificación Bonsucro


Taboga eligió buscar la certificación Bonsucro como respaldo a los valores y el compromiso de la compañía con la sostenibilidad, la comunidad y la
responsabilidad ambiental. Araya explicó que, para Taboga, la certificación era un objetivo hacia el cual la fábrica ha estado trabajando durante
aproximadamente dos años, sin embargo, ven la sostenibilidad como un viaje continuo "que requiere una mejora continua para fortalecer cada indicador y
garantizar a nuestras futuras generaciones un mundo mejor".


Próximos pasos


Taboga espera avanzar en sus compromisos de sostenibilidad mientras continúa produciendo productos excepcionales derivados de la caña de azúcar en Costa
Rica. Los siguientes pasos para el grupo incluyen compartir su experiencia y colaborar con otras fábricas en Costa Rica.


Taboga desea expresar su sincero agradecimiento a Control Union, que apoyó a la fábrica durante todo el proceso, desde el análisis de brechas hasta la
certificación.